Maruja Mallo, trayectoria e impacto de una mujer moderna

A GALICIA IDEAL, por Inma López Silva
19 Mayo, 2017
Becas para estudios universitarios en Galicia
25 Mayo, 2017

Maruja Mallo, trayectoria e impacto de una mujer moderna

Charla sobre Maruja Mallo a Cargo de Georgina Gluzman
Viernes 26 de mayo a las 19,30 horas

A cargo de Georgina Gluzman, Doctora en Historia y Teoría de las Artes (UBA), especializada en la historia feminista del arte desde donde planteará un recorrido por la trayectoria de la pintora surrealista gallega Maruja Mallo, enfatizando su paso por Buenos Aires.
MARUJA MALLO
Fue una de las figuras más atractivas de las artes plásticas gallegas, una mujer pionera y revolucionaria, capaz de saltar muchas barreras siempre en la vanguardia más renovadora. Nacida en Viveiro, Lugo, en 1902, con 20 años se trasladó a Madrid para estudiar en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y entra en contacto con artistas, escritores y cineastas como Salvador Dalí, Federico García Lorca, Margarita Manso, Luis Buñuel, María Zambrano o Rafael Alberti. Una beca de estudios le permitió ir a París en 1932, donde entra en contacto con las vanguardias artísticas europeas. En 1936 participa como docente en las Misiones Pedagógicas en Galicia, donde a los pocos meses le sorprende la Guerra Civil y huye a Portugal. Ahí la recibe Gabriela Mistral que le ayuda a trasladarse a Buenos Aires, recibiendo una invitación de la Asociación de Amigos del Arte, a dar una serie de conferencias sobre la temática popular en la plástica española en Montevideo y luego en Buenos Aires, iniciando así su exilio en Argentina donde siguió creando intensamente. En Argentina recibe un rápido reconocimiento, colabora en la famosa revista de vanguardia Sur y se suceden exposiciones en París, Brasil y Nueva York. En 1939 publicó el libro Lo popular en la plástica española a través de mi obra y empezó a pintar especialmente retratos de mujeres, cuyo estilo es precursor del arte pop estadounidense. En 1942 se publica el libro Maruja Mallo, con un texto previo de Ramón Gómez de la Serna y donde se reproducen textos de la autora. En 1945, viaja a Chile, junto a su amigo Pablo Neruda, buscando inspiración para realizar el encargo de un mural para el cine Los Ángeles de Buenos Aires, que se inauguraría en octubre de ese mismo año. En 1949 Maruja deja Argentina y se traslada a Nueva York. Tras veinticinco años de exilio regresa a España. Es casi una desconocida en su tierra y su vida pública desaparece. Por fin en la década de 1980 le ofrecen varias exposiciones y premios. En 1993 tiene lugar una gran exposición antológica en Santiago de Compostela que más tarde se trasladaría al Museo de Bellas Artes de Buenos Aires. En 1995 fallece en Madrid a los 93 años.